Inicio   Intranet   Contacto   English
Boletín      
Crnica:
Funcin de La Tarumba en beneficio de Las Casitas del Nio
Lima, 23 de julio de 2014
En Chorrillos, exactamente en el centro comercial Plaza Lima Sur, una carpa circense imaginada para narraciones infantiles se eriga en gran parte del estacionamiento. Una larga fila de personas se apresuraba a desfilar hacia aquel toldo que luca como una paleta de caramelo. En lo alto, letras amarillas sobresalan presentando el nombre del grupo que se encargara de dibujar sonrisas en los ms de 100 nios y nias que ingresaban por las puertecitas, aseguradas por entusiastas soldaditos de juguete que no demostraban sntomas de cansancio al pronunciar Bienvenidos repetidas veces.

La Tarumba es un grupo que fusiona el arte del teatro, el circo y la msica con el objetivo de producir obras maestras con un fin humano: educativo, trabajo en equipo y confianza. Esta vez, su acto estrella se titula Gala, show que, el 15 de julio, fue dedicado a beneficio de Las Casitas del Nio, una de las obras jesuitas en el distrito de El Agustino que forma parte de Encuentros- Servicio Jesuita para la Solidaridad.

Ya faltaba poco para las ocho de la noche, sin embargo, la ola de nios no cesaba, al igual que sus risas, sus juegos previos al espectculo y la emocin que reflejaban cada vez que vean el ruedo; lugar de donde emergera la magia.

Las luces que iluminaban el lugar comenzaban a esfumarse, el pblico, entonces, sigui el mismo ritmo y dirigi la mirada al lugar de escena. Ya con aquella oscuridad fusionada con la noche, dentro de la carpa cualquier resplandor -por ms diminuto fuese- sorprendera a los espectadores. Y as fue, una gama de luminiscencias se dirigi a la base donde el grupo musical iniciaba el espectculo. La presentacin estuvo a cargo de una voz espectral que retumb la oracin de apertura: Bienvenidos a La Tarumba!, y el recibimiento de los nios y nias fue increble, una rfaga de aplausos volva tangible su felicidad.

La meloda inicial era tranquila, pasiva, pero intrigante; justo el toque perfecto para el bao de misticismo. Cada vez que las armonas elevaban el tono, el tiempo del show corra paralelamente con ellas.

El evento comenz con un mini ejrcito ecuestre que cabalgaba y levantaba levemente el polvo del ruedo. La voluptuosidad de los caballos capt, an ms, la atencin de todos y produjeron un inesperado silencio. La combinacin de la luz tenue sobre el lomo de los animales rompa una barrera de lo artificial, naca una sensacin fortsima que consolidaba el significado enigmtico de la vida.

Cuando el estreno hpico concluy, Fernando Zevallos Villalobos, fundador de La Tarumba, cabalgaba un elegante caballo. l vesta una gabardina y un sombrero paisa que le ocultaba levemente el rostro. Unas vueltas alrededor de la arena marcaban ya la historia, el cuento, la magia que estaba revelndose ante los espectadores.

Gala fue una funcin que se caracteriz por la amalgama cultural de la historia peruana durante el coloniaje. Zevallos se encarg de cubrir el papel del espaol, dueo de una hacienda, acompaado de la familia de actores y msicos. Todos llevaban la vestimenta de aqullos aos donde inici el maceramiento de culturas: espaola, indgena, criolla, negra. El ritmo de la msica fue espectacular, la voz del cantante afianz la rimbombancia que se esperaba de Gala: comenz con el festejo, luego con un tmido blues y jazz. La cancin, la actuacin humana, espiritual e histrica ofrecieron lo que significa la rica mixtura cultural. Pareca que aquellos tiempos donde se trabajaba de manera ardua en las fincas volvan, pero esta vez con una versin distinta, una ms alegre y pacfica que esparca ganas de ser feliz.

El evento sellaba su final con un baile en el que todos los actores y msicos participaron. Cada personaje ornament la actuacin para consolidar la gracia y gallarda de la funcin. Tambin el pblico jug un papel relevante; el nexo entre espectador y actor fue preciso, era lo que se necesitaba para reforzar el objetivo del circo: despertar sentimientos.

Ya los trapecistas, el malabarista, los domadores de caballo, los acrbatas, msicos, en fin, todos los responsables de regalar una noche inolvidable a los chicos de Las Casitas del Nio, se reunieron en el ruedo para compartir agradecimientos.

Luego de unos minutos, Zevallos obsequi algunas palabras que vigorizaban an ms en significado del show, de la vida en familia y humildad. Fue as que, finalizando su mensaje, convers con su pblico sobre el padre Ignacio Mantecn, conocido como el padre Chiqui y por poseer el motivador espritu juvenil de El Agustino. l no pudo asistir por motivos de salud. Sin embargo, se cont con la asistencia del padre Emilio Martnez SJ, quin brind un discurso de agradecimiento a todas las personas por haber frecuentado el espectculo; se dirigi a los nios y nias que, cuando oyeron el nombre de Chiqui y Emilio, palmeaban incansablemente. Martnez describi la importancia de las obras realizadas y la gratitud hacia las personas que vienen trabajando en ellas.

La noche de Gala terminaba con la reunin de los miembros de La Tarumba, los nios de El Agustino y el padre Emilio, quienes fueron eternizados en una fotografa que imprimi el significado de la familia, cooperacin, amor y relacin humana.


Jonathan Manrique G.
Lima,23 de Setiembre de 2016
Lima,06 de setiembre de 2016
Lima,04 se setiembre de 2016
Lima,03 de Setiembre de 2016
Lima,08 de agosto de 2016
Lima, 12 de agosto de 2016
Lima,03 de agosto de 2016
Ir a ACTUALIDAD >

OBRAS ASOCIADAS