Inicio   Intranet   Contacto   English
Boletín      
[Artculo] Dos aos en la frontera, el testimonio de un voluntario
Lima, 27 de diciembre de 2014
Por Pedro de Castro Segalerva. Tacna-Peru.

Hace dos aos me diriga hacia la frontera Per - Chile sintiendo que tena todo controlado. Entenda que mi etapa como voluntario trabajando en Tacna era un medio para conseguir un fin: seguir encontrando respuestas para mi vida a travs de ayudar a los dems.

Como todo buen voluntario me prometa a mi mismo que iba a trabajar mucho e intensamente, ofreciendo todo mi tiempo para las tareas que se me encomendaran. Que iba a conocer la ciudad y el pas que me acogan, su cultura, su gente, su ritmo y su manera de pensar. Que iba a estar disponible para todos, todo el rato, y que no iba a desperdiciar ni un minuto en algo que no fuera importante.

Pues bien, tengo que reconocer que he fracasado estrepitosamente.
Hoy, poco tiempo antes del retorno, veo con claridad que cuando alguien sale de su pas para ser voluntario, lo determinante nunca ser la ayuda que pueda ofrecer -una ayuda que la persona que recibe generalmente no ha pedido-, el conocimiento que se pueda abarcar -siempre mucho menor que el mnimo necesario-, o el esfuerzo con el que se acometan los objetivos marcados-generalmente infructuoso-. Todo esto, aunque importante, no marca el xito o el fracaso de mis dos aos en Per.

Al final de la experiencia descubro que me hice voluntario para salir al encuentro de la vida. Sin tratar de dominarla, sin poder marcar su ritmo, sin muchas veces entenderla. Sal para disfrutarla y sufrirla, aceptarla tal cual viene, con su tremenda intensidad y con la tranquilidad de saber que no me pertenece. Esta era la oportunidad... y el xito ha consistido en darme cuenta.

No ha sido un camino fcil. El primer paso consista en dejar atrs todo lo que antes de venir completaba (asfixiaba) cada da. Lo bueno y lo malo. Parece simple, pero no resulta tan sencillo. Se trataba de dejar mi familia, mis amigos, mi trabajo, mi ciudad y todo lo que va con ella. Todos los compromisos y quehaceres que nunca terminan, y ese permanente estar conectado (noticias, celular, internet, etc.) que demasiadas veces priorizaba.

Ms en: goo.gl/lux5LV


Fuente: Diario La Repblica / Columna: La periferia es el centro.
Lima,23 de Setiembre de 2016
Lima,06 de setiembre de 2016
Lima,04 se setiembre de 2016
Lima,03 de Setiembre de 2016
Lima,08 de agosto de 2016
Lima, 12 de agosto de 2016
Lima,03 de agosto de 2016
Ir a ACTUALIDAD >

OBRAS ASOCIADAS